Una explicación

Es ver nuestra ficción estrellarse contra la muralla del otro, la pared de la realidad de historias cotidianas, donde los visitantes de turno inscriben con sangre recordatorios de aquello que siempre estará en nuestro haber.

No es más que maldita frustración, el mismo final de todo camino, es sólo la decepción del ser.

Son pilas de sueños cayendo en alud sobre el corazón. Son lágrimas secas de dolores vanos. Son grietas abiertas, y un cartel que promete que van a cerrar. Sólo un pozo seco, en el que nunca hubo agua.

Es el peso de un mundo que vino sólo, de prepo. Es solamente entender, sin poder sumirse en la ignorancia más que por un rato. Es el odio en reversa, el futuro en punto muerto. Es saber más que el resto, y nada que hacer con eso.
Es sólo un mundo imposible. Es un hermoso sueño, en el que ganas, aunque sólo sea una vez.

Es no poder aceptar lo que no es ni será. Es aceptar que no estamos a la altura. Que se nos van las fuerzas intentando quitarle un dulce a un niño que se burla impunemente de nosotros. Es la sonrisa del mundo, es el llanto del cuore. Es sólo un telón que baja, un escenario que cambia. La obra es siempre la misma.

Es, ni más ni menos, la imposibilidad de resignarse a aquello que ya está signado. Son las malditas fantasías de triunfo. Sólo un mundo que no existe, donde nadie no nos está esperando. Es ir vez tras vez adónde, sabemos, no podemos entrar.

Es simplemente una enorme negación, con fisuras. Es una falla en el sistema. Un mal momento eterno. Es no poder convencerse de la palabra “no”.

Es simplemente sentirse un tonto. Es sólo no querer más. Es no querer más, por tonto, y por tonto querer, y querer querer. Es una escena que sale mal, un director que perdió el rumbo.

Es un grito de angustia ahogado en angustia.

Es sólo una función privada para un solo espectador. Ciego.

Es, después de todo, simplemente dolor.

[originalmente publicado en historiasquenollevananingunlado.blogspot.com]

S.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

one × one =