Un refresco
The Laughing Heart

the laughing heart

your life is your lifedon’t let it be clubbed into dank submission.be on the watch.there are ways out.there is a light somewhere.it may not be much light butit beats the darkness.be on the watch.the gods will offer you chances.know them.take them.you can’t beat death butyou can beat death in life, sometimes.and the more often you […]

Continue reading →

Una puerta, una manija.

Los niños son el futuro

Llegamos puntuales. en la puerta encontramos, también llegando, a otros dos. Saludos. La señora se acerca, toca el timbre. Esperamos.Nada.Pasan dos minutos, tal vez tres. Le mandé un mensaje, anuncia la señora. Los dos niños están todavía calmos.Llegan dos niños más, casi a la vez. En seguida, una nena más. Hay seis adultos y cinco […]

Continue reading →

Hay tensión

Clara

Hay cosas que hay que escribirlas, no sólo para no olvidarlas, sino también para recordarlas, y porque se lo han ganado, por especiales. Yo había ido a ver el departamento de Villa Urquiza, después de un día largo de trabajo que había empezado muy temprano, en el que tuve que hacer tiempo, pasear por el […]

Continue reading →

Un auto viejo, un tanto destartalado

En un segundo la vida

Todo empezó con una bravuconada. La típica bravuconada absurda -como todas- a manos de un señor que maneja un automóvil. Jorge iba camino a casa, después de una noche de trabajo. Serían las tres, o tal vez las cuatro de la mañana. Iba con su auto viejo, bastante destartalado, por alguna avenida de Barracas. Venía […]

Continue reading →

Deseos
agosto

Agosto

Mirábamos un partido de fútbol americano, cuando de repente: —Mi abuela cumple años en noviembre.—¿Ah, en noviembre?—Sí, y murió en mayo.—Ah, en mayo…—Sí, y mi otra abuela, ¿vos sabés cuándo murió?—Sí, en diciembre murió.—¿Y cuándo cumplía años?—Cumplía en enero, un mes después de morir.—…?—Iba a cumplir al otro mes, pero se murió…—Ah, yo voy a […]

Continue reading →

A la hora señalada

Casi

Paulina había entrado a la empresa hacía unos dos años, como pasante. Era estudiante de abogacía, y había tenido la ¿suerte? de ser elegida entre muchos postulantes para ocupar el puesto que, si bien no del todo bien pago, podía darle mucha experiencia, y la posibilidad de aprender cosas nuevas. Todos estaban contentos con la […]

Continue reading →

Borroso
Vista desde la ventana de El Balón
La madera

Como la madera

Las personas cambian, mutan, se mueven, se revuelven, van y vienen. Dicen y desdicen, hacen y deshacen. Oscilan. Nacen, crecen, decrecen, lastiman, matan, mueren. Y todo, a veces, en el mismo día, varias veces.Y a mí siempre me llamó la atención la madera.Esa madera en el marco de esa ventana, o en ese balcón, o […]

Continue reading →

Miedo a la gente

sobre todo de la gente

«-¿cómo puedes verlo? no abres los ojos, los dejas como ranuras, ¿por qué?era una buena pregunta. tomé un buen trago del vino francés.-no sé. quizás tenga miedo. miedo de todo. quiero decir, de la gente, los edificios, las cosas, todo. sobre todo de la gente.» Charles Bukowski, La máquina de follar

Continue reading →

Salgan al sol

Salgan al sol, idiotas!

Una de las cosas que más bronca y tristeza al mismo tiempo me dan son los posteos en redes sociales «hablándole» a los muertos.Que no sabés cómo te extraño, que ahora entiendo todo, que te fuiste inesperadamente, que ojalá pudiera equis, que si pudiera tenerte un rato más, que no dejo de agradecer lo que […]

Continue reading →

Una mañana de niebla en Villa Luro
John Williams

A plea for help

“Edith Elaine Bostwick was probably not aware of what she said to William Stoner that evening, and if she had been she could not have realized its significance. But Stoner knew what she said, and he never forgot it; what he heard was a kind of confession, and what he thought he understood was a […]

Continue reading →

Paul Auster - Hand to mouth
Ray Bradbury
The Catcher in the Rye
Coffee machine
Roberto